Mucho se ha dicho sobre los beneficios que la pandemia de Covid-19 trajo para nuestro planeta, y en el Día Mundial de la Ecología queremos mencionar especialmente a 5 especies animales que estaban a punto de la extinción, pero actualmente están regresando.

Y parte de ello es porque la contaminación se redujo considerablemente, el ser humano dejó de cazarlos, los glaciares desaceleraron su derretimiento, y el agujero en la capa de ozono dejó de crecer.

Estas son las 5 especies que se han salvado:

1. Celacanto

Imagen

Con un tamaño superior al metro y medio, la primera especie descubierta en 1938 fue el celacanto de las Comores, mientras que una segunda especie llamada celacanto Indonesio fue descubierta en 1998.

A pesar de ser depredadores y alimentarse de peces de arrecife, la excesiva contaminación en los mares los habría extinguido por completo. Afortunadamente, los celacantos seguirán entre nosotros.

2. Caballo Caspío

Imagen

Originario de Irán, el caballo caspío es la raza doméstica más antigua del mundo hasta hoy conocida. Por mucho tiempo se les consideró como poni debido a su tamaño. Sin embargo, se les sigue considerando caballos por las similitudes que tiene con los mismos.

Además de su antigüedad, es importante resaltar que no necesita de herraduras para trabajos fuertes, ya que su resistencia física es una de sus principales cualidades y sus patas aguantan recorridos largos e intensos.

Hasta 1965 lo dieron por extinto, pero fue descubierto uno de ellos, y hoy en día son pocos los que se conservan.

3. Tortuga Gigante

Imagen

También llamada Tortuga Gigante de Fernandina, muchos creían que se había extinguido hace mucho tiempo. Sin embargo, fue encontrada una de ellas hace un par de años en la Isla de Galápagos.

De inmediato se puso un plan de recuperación para su rescate y su conservación, ya que la última de ellas se habría encontrado en 1906 por un biólogo estadounidense.

4. Gecko Crestado

Imagen

Originario de Nueva Caledonia, el gecko crestado se consideraba extinto hasta 1994, año en que fue redescubierto.

Se alimenta de grillos y frutas, y vive en los lugares donde abundan los arrecifes. Además, tiene un tamaño que no excede los 20 centímetros (incluyendo la cola).

5. Pecarí del Chaco

Imagen

También llamado jabalí solitario u orejudo, viven en la región sur de Paraguay y norte de Argentina. Se alimentan de cactus, los cuales derriban con su poderoso hocico y arrancan las espinas con sus dientes.

Con características bastante similares al cerdo, puede llegar a medir hasta un metro.