Un «portazo» fue el que recibió de vuelta el doctor Julio Alejandro Arriola López después que el IGSS tomara la decisión de cancelar el millonario contrato que tenía adjudicado Innovación Cardiovascular GT para atender a sus pacientes.

El hecho se dio después de los 2 videos que circularon donde Arriola López y su hermana Andrea habrían tratado mal a un paciente y cerrarle la puerta en la cara con una violencia tal que indignó a todos los internautas.

Horas después se filtró un segundo video donde el doctor Arriola «echaba» a otro paciente que llegó a su consulta, y que incluso fue sacado por un agente de seguridad del lugar.

El Colegio de Médicos y Cirujanos de Guatemala y el IGSS realizaron una investigación para analizar el caso, retirando los servicios que dicho lugar prestaba desde 2016, año en que fue fundada la compañía para haber prestado servicio por cerca de 12 millones de quetzales al día de hoy.

Carlos Contreras, presidente del IGSS, expresó que no se tolerará que los proveedores brinden un servicio deficiente o maltratando a las personas que lleguen por parte del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social.

Artículos Relacionados