La deforestación es un problema recurrente en todo el mundo. Recuperar el daño hecho en los últimos años como consecuencia de las grandes industrias y de la tierras depredadas para la agricultura y la ganadería es una tarea difícil. Pero Tailandia cree haber encontrado la mejor solución, rápida, simple y efectiva.

Son ya varios meses que este país asiático hace uso de aviones militares para bombardear sus bosques. Pero no para destruirlos. El bombardeo es de semillas de árboles. El objetivo es intentar recuperar las zonas deforestadas.

Se trata de un proyecto piloto iniciado por el gobierno de Tailandia y se seguirá implantando por los próximos 5 años. En todo ese tiempo, expertos estarán estudiando y controlando los bombardeos y su efectividad desde el aire. Con este proyecto se estima que para inicios del 2020 ya se empiecen a ver resultados positivos en los bosques.

Con el tiempo la técnica se ha desarrollado y perfeccionado con las estrategia de los aviones se puede lograr plantar aproximadamente 900.000 árboles en un día. Las bombas incluyen semillas de árboles locales, envueltas en una mezcla de tierra, arcilla y compost, para facilitar la germinación.Los tailandeses esperan que con esta iniciativa se logre recuperar los bosques degradas y vuelvan a reverdecer como antaño.

Esta técnica podría ser usada por prácticamente cualquier país, solamente se necesita tener la voluntad de querer mejorar la situación tan grave que estamos pasando en el mundo.

Artículos Relacionados