Jo Cameron es una mujer británica que a simple vista parece alguien completamente normal. Sin embargo, pocos sabían de la increíble capacidad de ella para no sentir dolor, miedo, o ansiedad. Finalmente descubrieron que se trata de un gen mutante que habría anulado esas sensaciones.

Hace 6 años, Jo fue a un hospital a por un problema de cadera. Al someterse a la cirugía, los doctores detectaron que ella no sentía dolor y esto fue motivo suficiente para despertar su curiosidad.

Era difícil asimilar la idea de que ella no presentó dolores a la hora del parto, o que cuando se quema cocinando no lo note (hasta que siente el olor a chamuscado). Incluso se tuvo que operar la mano, y ella no se quejaba por los dolores post-operatorios (cuando un paciente normal necesitaría una buena cantidad de analgésicos).

Después de esto, la Universidad de Oxford y la University College London decidieron estudiar el caso, y detectaron un gen que le impide a Jo Cameron sentir dolor.

Los genes encontrados fueron 2: Faah (encargado de manejar el sistema nervioso y está asociado a la memoria, dolor, y estado de ánimo), y el segundo fue el Faah Out (el que hace que la mujer británica no sea consciente de sentir dolor).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.