Lo que se ve en esa foto no sucede normalmente , dijo uno de los guardaparques donde pudieron ver dos primates completamente erguidos.

La escena muestra a los dos primates mirando hacia la cámara, uno de ellos totalmente erguido y el otro, asomándose por detrás del autor de la imagen como si no quisiera quedarse sin salir en la foto.

«Esa foto se tomó en las instalaciones del orfanato de gorilas de montaña, han crecido viendo a esos guardabosques cuidarlos así que los consideran sus padres» explicó el vicedirector del parque, Innocent Mburanumwe, al programa de radio de la BBC Newsday.

Debido a su constante contacto con humanos, estos gorilas han desarrollado una gran confianza en ellos y cierto descaro cuando les ponen un teléfono delante para que posen. En la imagen más famosa, tanto Ndakazi como Ndeze (nombres puestos a los primates) están erguidas sobre sus patas traseras. Ndakazi y Ndeze son dos de los 900 ejemplares de gorila de montaña (Gorilla beringei beringei) que quedan en estos parajes. Se trata de una de las especies de primates más amenazadas del mundo de la que quedan sólo dos poblaciones en su hábitat natural.

Estos guardianes de simios siguen sus huellas para saber dónde se instalan, los cuentan a diario para vigilar que la población no disminuya, avisan de cualquier enfermedad a los veterinarios e instruyen a los visitantes para que sepan cómo tratarlos


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.