Una historia insólita es la de Bienvenido Ortega, un dominicano que quería darle un regalo especial a su hija para sus 15 años. Trató de construir un prototipo de un Chevrolet con madera, pero no pudo finalizarlo con éxito.

Sin embargo, 2 años después volvió a hacer un intento para construir otro carro hecho a mano y a base de madera, y esta vez eligió el modelo Beetle de Volkswagen.

No solo es muy parecido a los carros clásicos de la marca alemana, sino que Ortega viajó casi 21,000 kilómetros desde Perú hasta New York para entregárselo personalmente a su hija, quien cumplió 17 años en este 2019.

La historia ya dio vueltas al mundo, y sin duda que llamó la atención de los medios. Aunque no se ha confirmado, dicen que Bienvenido podría comenzar a fabricar más carros de madera.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.