Tim Sweeney, el creador del juego más popular hasta el momento, ha ganado una fortuna a raíz de las ventas del juego «Fortnite«, la buena noticia es que lo ha invertido en una causa genial.

En los últimos diez años, Sweeney ha gastado millones de dólares en comprar los bosques de Carolina del Norte para ayudar a preservarlos.

«Este es solo el primer paso: habrá otros lugares protegidos. El objetivo es conectar el Parque Estatal South Mountains con el Chimney Rock. Estas tierras son la pieza del rompecabezas que faltaba”, dijo Sweeney.

El creador de Fortnite ha invertido su dinero para evitar que una empresa maderera devastara dichos bosques y para que no se instalaran a través de ella torres de líneas eléctricas de alta tensión.

El manejo de los bosques adquiridos se lo brindó al Servicio de Vida Silvestre y Pesca de EE.UU. para que nadie haga mal uso de las ahora áreas protegidas.

¡Bien por Tim Sweeney, definitivamente necesitamos más personas como él en el mundo!