El nuevo servicio directo de transporte de mercancías entre el país asiático y la nación europea se inauguró el 1 de enero con la partida del convoy desde la ciudad china de de Yiwu.

Antes de su destino final, el tren chino de carga deberá pasar por Kazajistán, Rusia, Bielorrusia, Polonia, Alemania, Bélgica y Francia.

La ciudad de Yiwu es considerada ‘el mercado más grande del mundo’ y cuenta con un potencial que radica en la fabricación de pequeñas mercancías, las cuales integrarán la mayor parte de la carga del tren.

La ruta China-Reino Unido forma parte de un megaproyecto bautizado como ‘Un cinturón, una ruta’ (OBOR, por sus siglas en inglés) y que desde el año 2013 impulsa el Gobierno de china «e involucra a países de tres continentes: Asia, África y Europa», detalla un texto de la BBC.

Como parte del multimillonario proyecto se han realizado importantes inversiones en el extranjero, fundamentalmente en transporte, para conectar a China con otras regiones siguiendo la antigua Ruta de la Seda.

Este es un gran avance en el transporte mundial de mercancías con el que se estrecharán los lazos por vía terrestre entre las potencias del mundo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.