Los grupos extremistas ISIS y Al Qaeda condenaron los ataques que sufrieron las 2 mezquitas en Nueva Zelanda. Fieles a su estilo, amenazaron con represalias hacia el Mundo Occidental, aunque no se descarta que también quieran hacerlo en Europa.

Además, incentivaron a sus seguidores a tomar venganza en sus propias manos y cumplir con lo que su religión manda.

Abu Hasan Al-Muhajir es uno de los líderes de ISIS que ha promovido el llamado a la guerra, y dijo que los musulmanes que fueron acribillados tendrán un camino de «miseria».

Además, en un video de casi 44 minutos, da a conocer que el Occidente ha sido criminal con ellos y que deben pagar por la ocupación e invasión de sus tierras.

El ataque que fue liderado, ejecutado, y transmitido por el australiano Brenton Tarrant dejó más de 50 muertos y otro centenar de heridos de gravedad. El atentado fue considerado como racista y fascista por parte de los grupos de la Yihad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.