Las compañías Coca-Cola, PepsiCo y Nestlé son los mayores productores de residuos plásticos del mundo, según informe de la ONG ambientalista Greenpeace publicado el martes.

Como parte de una iniciativa junto al movimiento “Break Free From Plastic” (“Librémonos del Plástico”), Greenpeace dijo que organizó 239 recogidas de plástico en 42 países, que resultaron en un análisis de 187.000 piezas de residuos. El objetivo era hacerse una idea de cómo contribuyen las grandes corporaciones al problema de la contaminación.

Coca-Cola fue el principal contaminante, según el informe. La contaminación de la marca fue encontrada en 40 de los 42 países participantes de la investigación.

«Estas auditorías de marca ofrecen una prueba innegable del papel que desempeñan las empresas para perpetuar la crisis mundial de la contaminación plástica. Al continuar produciendo envases de plástico desechables problemáticos e irrecuperables para sus productos, estas empresas son culpables de destruir el planeta a gran escala. Es hora de que se responsabilicen y dejen de culpar a los ciudadanos por sus productos de desperdicio y contaminantes», dijo Von Hernández, coordinador Global de Break Free From Plastic.

En Europa, las marcas Coca-Cola, PepsiCo y Nestlé fueron nuevamente los principales contaminadores identificados, representando el 45% de la contaminación plástica encontrada en las auditorías allí.

«En América Latina, las auditorías de marca asignan la responsabilidad a las empresas que producen plásticos inútiles y a los gobiernos que permiten a las empresas colocar la carga, desde la extracción hasta la eliminación, en las comunidades más vulnerables y pobres. Los miembros de BFFP en América Latina están exponiendo esta crisis y promoviendo estrategias de cero desperdicio en conexión con nuestras comunidades», sostuvo la coordinadora de América Latina de GAIA, Magdalena Donoso.

«Estas auditorías de marca están devolviendo la responsabilidad a lo que pertenece, ya que las corporaciones producen infinitas cantidades de plásticos que terminan en el Océano Índico.
Es más urgente que nunca, por el bien de las comunidades que dependen del océano para su subsistencia, salud y bienestar, liberarse del plástico”, señaló Griffins Ochieng, coordinador de Programas para el Centro para la Justicia y el Desarrollo del Medio Ambiente en Kenia.

Como consumidores tenemos la gran responsabilidad de dejar de consumir marcas que no solamente dañan nuestra salud sino también dañan de sobre manera nuestro planeta y solo así ellos sentirán la necesidad de mejorar su industria.



Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.