Lo que comenzó como un espectáculo aéreo para los asistentes al Autódromo Pedro Cofiño de Escuintla terminó en tragedia para los 2 pilotos que iban en la avioneta Trojan T-28, la cual impactó contra una de las pistas del lugar.

Los Bomberos Voluntarios acudieron inmediatamente al lugar, trasladando en helicóptero a Rodrigo Ibargüen y Pablo Guillén. Lamentablemente, Pablo falleció a causa del impacto y las múltiples heridas.

La avioneta pasó a pocos metros del público asistente, momento en el cual ya venía en picada. Hasta el momento se desconocen las causas que pudieron causar el accidente.

Fuente: CONRED.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.