En la playa de Sabaudia, en Italia, dos niñas, de 10 y 14 años de edad, suplicaban ayuda mientras se esforzaban por mantenerse a flote en el profundo mar azul.

Valerio Catoia, un adolescente de 17 años con síndrome de Down y su padre, escucharon sus gritos y entraron en acción.

Valerio, que sabe nadar desde los 3 años y participó en las Olimpiadas Especiales, se sumergió rápidamente en el mar. Nadó hacia la niña que comenzó a hundirse, pero luego emergió de nuevo.

Los dos se lanzaron al mar después de las víctimas mucho antes de que los guardias de vida en una estación cercana incluso se acercaran.
Catoia también estaba armado con el conocimiento que había obtenido de un curso de primeros auxilios, y fue muy útil cuando llevó a la niña fuera del mar, asegurándose de que la ayudara y evitara que inhalara agua de mar.

Las personas con síndrome de Down son personas maravillosas que pueden destacarse en la escuela y en el trabajo. Pueden vivir independientemente y hacer la diferencia.
Aplaudimos a este valiente joven que pudo arriesgar todo para salvar la vida de estas dos niñas.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.