En el mundo de los teléfonos móviles, cada empresa busca innovar e ir a la vanguardia en algún aspecto. Y aunque siempre buscan diferenciarse, en esta industria es muy complicado hacerlo, ya que una empresa competidora seguramente lo copiará en cuestión de meses, o incluso en semanas. Esta será la nueva apuesta del gigante estadounidense: el Google Pixel Flex.

Mientras Samsung presentaba la innovación de un teléfono «flexible y plegable» con la tecnología de Infinity Flex Display, Google Pixel también quiere entrar a competir en esta categoría pero ofreciendo algo ligeramente diferente: pantallas flexibles para poder ser dobladas. Esto puede significar tener pantallas que se desplieguen para llegar a ser del tamaño de una tablet.

Y aunque aún no está confirmado, Google quiere dar un salto muy grande para entrar a competir fuertemente en la categoría de teléfonos de gama alta, y apostaría por la tecnología de «flex» para diseñar nuevos teléfonos inteligentes, y darle un toque diferente al Google Pixel, que es su terminal por excelencia.

Y aunque aún no sabemos si Google dará la sorpresa muy pronto, sí podemos estar seguros de algo: la innovación va a pasos acelerados y ninguna marca quiere quedarse atrás.

Artículos Relacionados