Kevin Systrom y Mike Krieger fundaron Instagram en el 2010, sin realmente saber el impacto que iba a tener. Al principio comenzó siendo una aplicación donde únicamente se subían fotos, y con el paso del tiempo se les podía agregar filtros específicos.

Sin embargo, en el 2016 Instagram sorprendía a todos al lanzar sus «historias«, las cuales pretendían representar momentos del día a día de sus usuarios y presentarlos de una manera diferente. ¿Pero en qué se basaron? En la función que ya presentaba Snapchat en aquel entonces, ya que comenzaron en el 2013 con esta modalidad.

Systrom y Krieger se presentaron en un panel recientemente, y reconocieron abiertamente haber copiado por completo la idea que presentaba Snapchat en aquel momento. Además, agregaron que deseaban aumentar la autenticidad de las publicaciones.

Contaron también que el hecho de que varias personas colocaran en Instagram los enlaces de Snapchat hizo que tuvieran la idea de incorporar las stories. «Era muy claro que la gente deseaba ambos productos. Nosotros únicamente les dimos lo que querían» comentó Systrom.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.