Por increíble que parezca, existe una pareja que decidió quedarse a vivir en el siglo XIX en pleno siglo XXI: Gabriel y Sarah Chrisman; más concretamente, hablamos de la Época Victoriana.

¿Sería posible que alguien viva sin automóviles, teléfonos móviles, refrigeradoras, y se transporte en bicicletas antiguas? Ahora ya tenemos una respuesta a este tipo de preguntas, ya que Gabriel y Sarah decidieron llevar este estilo de vida y hacerlo suyo.

Consultados sobre por qué se aferraron a los tiempos antiguos y no tomaron la decisión de vivir el presente, dijeron que fue una elección totalmente libre que ellos hicieron, y que saben que la historia no puede ser revivida.

Además, compraron una casa que fue construida en 1888, y lo primero que hicieron fue sustituir las cosas modernas que habían en ella para hacerla parecer lo más antigua posible. La lavadora y secadora fueron desechadas, y ellos mismos hacen estas laboras a mano. Además, cocinan en un horno de leña con recetas antiguas que asemejen lo más posible a lo que se comía en la Época Victoriana.

Ambos son apasionados por la lectura, especialmente la que se refiere a todos los detalles históricos de la época entre 1880 hasta 1890, 10 años en los que muchas cosas que hoy utilizamos se comenzaban a inventar. Gabriel y Sarah trabajan también escribiendo y relatando detalles de cómo era la vida antigua.

¿Qué te parece vivir así?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.