Al menos 41 pasajeros de los 78 que estaban a bordo murieron por un incendio dentro de un avión de la compañía rusa Aeroflot, que aparentemente comenzó en uno de los motores durante el vuelo.

La tripulación aseguró a las agencias rusas que un rayo había alcanzado a la aeronave en pleno vuelo, lo que les obligó a volver al aeropuerto y realizar el aterrizaje de emergencia. Aeroflot, sin embargo, habla de «razones técnicas» para ejecutar el aterrizaje de emergencia.

Durante el aterrizaje, el chasis de la aeronave impactó contra el suelo y se incendió. Se desplegó entonces el dispositivo de emergencia dentro del avión para la evacuación de los pasajeros. El Ministerio de Situaciones de Emergencia informó de que se tardó 18 minutos en extinguir las llamas.

Imágenes de un video, mostraron a pasajeros desesperados que se lanzaban desde la nave por un tobogán inflable y luego corrían por la pista, algunos de ellos con su equipaje.

Los servicios de rescate hallaron hoy las dos cajas negras del avión de pasajeros, aunque aclararon que el trabajo para recuperar los datos pueden llevar entre dos y cuatro semanas. «Las dos cajas negras, el registrador de voces y el de los parámetros de vuelo, han sido recuperadas y entregadas al Comité Interestatal de Aviación. Su estado permite la lectura de datos», aseguraron.

Este modelo de avión se usa en Rusia como reemplazo de aeronaves que se usaban en la era soviética, pero también lo utilizan aerolíneas de países como Armenia y México.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.