La marca sueca Volvo siempre se ha caracterizado por ofrecer seguridad en sus automóviles. Siempre ha sido la promesa principal de la compañía, y ante esto, quieren adelantarse ante los riesgos que ya han detectado y que son más recurrentes en los conductores.

Volvo está analizando la posibilidad de incorporar cámaras que puedan estar monitoreando mientras la persona conduce. Ante cualquier distracción o pérdida de concentración del conductor, quitar los ojos del frente, o quitar las manos del volante, el auto podría bajar la velocidad o detenerse a un lado del camino.

La medida está siendo bastante analizada por la polémica que genera tener a una cámara vigilando los movimientos de las personas, en una era donde muchas empresas están siendo demandadas precisamente por este tema de seguridad de la información y privacidad.

El auto estará programado para notificar al conductor, luego llamará automáticamente a un centro de servicio de Volvo, y después podrá detener el vehículo.

La compañía de Suecia aún analiza esta posibilidad, ya que a partir del 2020 o 2021 quieren comenzar a implementar las medidas antes mencionadas.

¿Comprarías un Volvo con estas funciones?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.