Roy Allela, un ingeniero originario de Kenia, ha creado unos guantes que permitirá una mejor comunicación entre las personas sordas y las personas que oyen pero que no conocen el lenguaje de señas.

 El nombre de este maravilloso invento es Sign-IO, y están conectados través de Bluetooth a una aplicación de teléfono móvil que también desarrolló Allela, luego vocaliza las letras. Los guantes tienen sensores flexibles cosidos en cada dedo. Los sensores cuantifican la curva de los dedos y procesan las señas.

Roy se inspiró en su sobrina, quien nació sorda y le resultaba difícil comunicarse con su familia, pues nadie sabía lenguaje de señas. Así que puso manos a la obra y quiso ayudarla para que se pudiera comunicar sin ningún problema con el resto del mundo.

“Las personas hablan a diferentes velocidades y es lo mismo que las personas que usan lenguaje de señas: algunas son realmente rápidas, otras son lentas, por lo que lo integramos en la aplicación móvil para que sea cómodo para cualquier persona que la use”, compartió el ingeniero.

Es increíble lo que el ser humano puede crear cuando tiene una motivación tan grande como el amor por alguien.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.