Este documental es impactante de principio a fin, pues muestra una realidad con la que tienen que vivir muchos chicos al rededor del mundo y por lo cual se han aumentado la tasa de suicidios en países como Estados Unidos: El acoso y ciberacoso.

Lo más macabro de esta historia es que estas dos chicas fueron abusadas sexualmente por personas que ellas creían que eran sus amigos; el documental muestra cómo pueden llegar a ser las redes sociales de tóxicas cuando no son bien utilizadas, así como también un sistema de justicia tan deficiente que los más vulnerables son quienes tienen que sufrir las consecuencias.

Sin duda estos temas son tan sensibles que nos hacen reflexionar del peligro que sufren nuestros hijos y la dimensión que los delitos sexuales a menores han adquirido en la era digital.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.