Tommy Kleyn, un joven de 38 años residente de Holanda decidió limpiar un río de una manera muy simple; un día al caminar rumbo a su trabajo pudo observar la inmensa cantidad de basura a la orilla del río Schie.

Comenta que la basura le molestaba mucho por lo que decidió levantarse un poco más temprano y así podía tomarse un poco de tiempo para ir limpiando la orilla del río, publicó una foto cada día en sus redes sociales y logró que sus amigos se unieran, el resultado fue tan genial que en cinco semanas dejaron toda la orilla del río limpia.

“Me comprometí a llenar una bolsa de basura cada día que pasé por el lugar”.

Cabe mencionar que la mayor parte de la basura que Tommy limpió eran botellas plásticas de agua.

Creemos que el mundo está lleno de personas como Tommy y pequeñas acciones conducen a grandes resultados, por lo que él nos da una esperanza de un mundo mejor.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.