El Real Madrid jugó en el Santiago Bernabeu ante el Celta de Vigo, en la jornada 28 de La Liga. La gran expectativa era ver de qué manera iba a regresar Zinedine Zidane al banquillo merengue, ya que el equipo anda en un proceso de reestructuración después de haber quedado eliminados de los 3 torneos de esta temporada.

Con goles de Isco y Gareth Bale los merengues se llevaron los 3 puntos y el aplauso de la grada. Aunque el equipo aún se vio frágil en algunos pasajes del partido, obtuvieron la importante victoria que les permite seguir firmes en la lucha por entrar a la Champions League del otro año.

El próximo partido del Real Madrid será ante el Huesca (después de la fecha internacional de selecciones). Sin duda, será la gran oportunidad de Zizou para ver de qué está hecho este equipo ante la partida de Cristiano Ronaldo, y tener tiempo para pensar en los refuerzos de la próxima temporada.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.