En los primeros partidos de ida de los cuartos de final de la Champions League, que se jugaron en Inglaterra, el Liverpool y Tottenham lograron victorias importantes en casa.

Con un gol de Son Heung-Min, los Spurs lograron sacar ventaja en su nuevo estadio por 1-0, a pesar del penal fallado por Sergio Agüero, donde Hugo Lloris le ganó la partida al detener el disparo, y dejó abierta la serie en favor de los locales.

Mucho se le ha criticado a Pep Guardiola el hecho de mandar a Leroy Sané y a Kevin De Bruyne hasta el minuto 89, cuando el Manchester City los necesitaba desde antes.

Mientras que en Anfield, el Liverpool ganó por 2-0 con goles de Naby Keita y Roberto Firmino. A pesar de ser un marcador favorable, queda la sensación de que los Reds pudieron aumentar su ventaja e ir más cómodos a Portugal.

El Porto logró inquietar y neutralizar de mejor manera a los locales en el segundo tiempo, pero nunca lograron encontrar con claridad el arco defendido por Alisson Becker.

Los partidos de vuelta serán el miércoles 17 de abril en el estadio Etihad y en el Estadio do Dragao.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.