Chanchal Lahiri es un mago ilusionista nacido en India que intentó desafiarse a sí mismo probando uno de los trucos más peligrosos que existen, y que solo magos de la talla de Houdini lo logran: escapar del encierro de una jaula sumergido en agua.

El Río Ganges fue el lugar designado para intentar la proeza que atrajo a muchos medios de comunicación, público, familiares, amigos, y hasta la Policía de India. Sin embargo, todo se paralizó cuando Lahiri ya no salió a la superficie, y muchos temen lo peor.

Ja Dugar Mandrake, como se autodenomina el ilusionista, dijo que si lograba librarse iba a ser espectacular y mágico; pero caso contrario, iba a ser una auténtica tragedia.

Al día de hoy las autoridades siguen buscándolo, ya que muchos temen su muerte y otros afirman que simplemente desapareció.

Chanchal Lahiri había intentado este tipo de trucos anteriormente, y todos habían salido exitosos, pero anunció que en esta ocasión el desafío iba a ser mayor.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.