Se están jugando las fases decisivas del Mundial de Futbol femenino, el cual se juega en Francia. Recientemente, Suecia amarró su clasificación a cuartos de final al vencer a Canadá por 1-0. Durante la celebración se vio a Magdalena Eriksson celebrando con Pernille Harder de una forma muy cariñosa, ya que el beso entre ambas le dio la vuelta al mundo.

Y es que Harder es una de las mejores jugadoras del mundo, pero no consiguió la clasificación con Dinamarca, hecho que la hizo acompañar a Eriksson (su pareja) en los graderíos.

Después de ganarle a las canadienses se les pudo observar bastante eufórica, y el hecho fue mostrado al mundo a través de una fotografía que pasará a la historia por el hecho de que la homosexualidad y el lesbianismo son mucho más aceptados entre las mujeres.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.