Un nuevo atentado sucedió este Domingo de Resurrección en hoteles e iglesias de Sri Lanka cuando un grupo detonó bombas y explosivos. Hasta el momento se calcula que poco más de 200 personas murieron y unas 600 están gravemente heridas. Además, se cree que los responsables fueron grupos terroristas.

Los sucesos de hoy se consideran los peores en el país desde que estalló la Guerra Civil en el 2009.

Ante esta situación, las autoridades han bloqueado los servicios de redes sociales para evitar que la información se transmita de forma equivocada.

En total fueron 8 las detonaciones, y se atacaron los hoteles de lujo e iglesias al mismo tiempo. Inmediatamente se declaró el estado de toque de queda en las siguientes 18 horas después de perpetrados los ataques en Sri Lanka.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.