El actor sufrió un derrame cerebral el pasado miércoles en su casa y se encontraba sedado desde ese día.

Luke fue hospitalizado en Los Ángeles, luego que en horas de la mañana los paramédicos llegaron hasta su casa tras recibir una llamada del 911.

En 1990 Perry fue contratado para interpretar a Dylan McKay, uno de los seis personajes principales de “Beverly Hills, 90210”; la serie fue un éxito mundial y marcó modas y tendencias durante una década. 
A lo largo de su carrera, estuvo en producciones pequeñas e independientes, llegando muchas veces a coproducir series. Entre sus trabajos de mayor producción, está el filme independiente The Florentine, al lado de grandes estrellas. En el cine, sus participaciones más importantes fueron en RiotNormal LifeAmerican Strays y, Buffy, the Vampire Slayer.

Su representante, Arnold Robinson, señaló que Luke Perry tuvo el apoyo y estuvo rodeado en todo momento de sus hijos, su madre, su esposa y otros amigos.
«La familia aprecia el gran apoyo y las oraciones extendidas por Luke en todo el mundo y respetuosamente pide privacidad en este momento de gran luto», dijo Robinson.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.