Si nos dijeran que un grupo de macacos atemorizan una localidad, y hasta los habitantes temen salir a la calle, pensaríamos que es la historia de alguna película. Sin embargo, esto es lo que está sucediendo en Agra, India.

Y es que la población de monos es tanta, que se han salido de control desde hace varios años. Además de poder encontrar macacos por doquier, en Agra también atacan personas, e incluso han cobrado víctimas mortales.

Desde el año 2005, las autoridades han tratado de frenar los ataques con varios métodos, pero la población de monos se ha vuelto incontrolable. Y aunque han hecho un gran esfuerzo para reducir la cantidad, han encontrado con la esterilización el mejor método para frenar su reproducción.

Sin embargo, casi 15 años después, los monos se han vuelto un problema más, y ahora se vuelven más violentos al lanzar ladrillos a las personas, piedras, y otros objetos. Esto último fue lo que sucedió con una persona de más de 70 años, quien murió a causa de las heridas.

Otro caso muy sonado fue el de un macaco que atacó a una mujer, y quien llevaba a un bebé en brazos, el cual fue arrebatado y murió a causa de las graves heridas causadas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.