Ayer se realizó una detención masiva de migrantes (en su mayoría centroamericanos) que se dirigían a Estados Unidos. Sin embargo, cuando estaban en México descansando en las sombras de los árboles, fueron sorprendidos por agentes de Migración, y según ellos, tratados como animales.

Poco más de 350 personas fueron detenidas y maltratadas, además de conocerse que niños, mujeres, y personas mayores fueron metidos a los carros a la fuerza. Esto último con el propósito de ser conducidos a un centro especial para deportarlos de vuelta a sus países de origen.

Entre las razones más comunes por las cuales los migrantes decidieron emprender el viaje, fue por amenaza de pandillas y la búsqueda de mejores oportunidades. Sin embargo, nunca creyeron que fueran a ser tratados de esa manera.

También hay que recordar las amenazas que ha realizado Donald Trump en las últimas semanas con respecto a este tema, dejando de ayudar económicamente a los países que no detengan a los inmigrantes y poniendo trabas en las solicitudes de visa, así como colocando barreras fronterizas entre Estados Unidos y México.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.