Mark Zuckerberg, anunció los resultados de una gigantesca operación de limpieza de miles de millones de cuentas falsas, y rechazó los llamados a desmantelar esta red social.

1.200 millones de cuentas en el último trimestre de 2018 y 2.200 millones en el primero de 2019.  Las cuentas «no auténticas» pueden por ejemplo albergar campañas de desinformación con fines de manipulación política, uno de los temas que afecta a esta red social desde hace más de dos años.

Retirar los “contenidos nocivos”, “impedir las injerencias en las elecciones, asegurarnos de que tenemos las herramientas indicadas de confidencialidad”, entre otros asuntos, son “para mí los temas de sociedad más importantes actualmente” y “no creo que (…) desmantelar la empresa los solucione”, declaró el creador de Facebook en una conferencia telefónica el jueves dedicada a este asunto.

Zuckerberg reiteró además su defensa de una regulación de internet. “No creo que solamente las empresas deban tomar todas las decisiones sobre lo que se puede ver o no en internet”.

La red social estadounidense detalló asimismo los contenidos que violan sus normas de utilización. Para la desnudez, la violencia, el sexo, la explotación sexual de niños o la “propaganda terrorista” Facebook afirma detectar más del 95% de los contenidos, antes de que sean denunciados por un usuario.

Esta proporción cae, en cambio, al 65% para los mensaje de incitación al odio (racismo, antisemitismo, etc.) e incluso al 14% para el acoso, más difícilmente detectable.

Es importante no dejar a un lado que la responsabilidad cae siempre en el usuario pues antes de aceptar personas en esta red social debemos asegurarnos de conocerla.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.