La organización ambientalista alemana BUND, denunció a más de 650 empresas productoras de cosméticos, alimentos, medicamentos y plásticos de toda Europa por violar la ley al usar toneladas de productos químicos que pueden ser nocivos para salud y por incumplir importantes controles de seguridad.

«Las compañías químicas han estado haciendo caso omiso de la ley durante años y saliéndose con la suya, vendiendo sustancias que podrían causar cánceres hormonales, trastornos cerebrales y otros problemas de salud graves», asegura Manuel Fernández, oficial de políticas químicas de BUND.

El informe presentó un total de 654 compañías que no cumplían con el REACH y detectó varias de las sustancias potencialmente mortales. Algunas de las empresas nombradas en el informe ya se enfrentan a escándalos, como Bayer, que afronta miles de juicios en EE.UU. por el supuesto riesgo de cáncer que conlleva su herbicida Roundup. Entre otras implicadas se destacan L’Oréal, la multinacional de alimentos DSM, 3M, ExxonMobil, BASF, Du Pont y el gigante farmacéutico Merk.

El ftalato de dibutilo es una de las sustancias nombradas por el informe, se trata de un compuesto orgánico utilizado en pisos, juguetes, cuero, papel y cartón. Es altamente tóxico para la vida acuática, puede dañar al feto y disminuir la fertilidad.

También aparece el acetato de metilo, un químico que puede causar somnolencia, mareos e irritación ocular grave. Se encuentra comúnmente en los adhesivos, productos de limpieza, cuidado personal y cosméticos.   

Es importante que estas empresas hagan algo al respecto pues a todos nos queda claro que en la última década han habido más personas enfermas con cáncer.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.