En Bocas del Toro, en Panamá, vive un canadiense llamado Robert Bezeau y cansado de las botellas de plástico, decidió comenzar a reutilizarlas.

Robert creó Plastic Bottle Village: un proyecto que consiste en construir casas con botellas de plástico. El objetivo principal de esta comunidad es reducir los desechos plásticos y hacer que este plástico usado vuelva a la vida al incorporarlos en la construcción.

«En esta comunidad, se necesitan alrededor de 14 mil botellas de plástico para construir una casa de 100 metros cuadrados. Son resistentes a los terremotos y se mantienen frescas, lo que ayuda a conservar energía», comentó Bezeau.

Según su página web, las personas pueden comprar el terreno con ellos y sus propios arquitectos están listos para construir la casa con materiales reciclados.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.