Si nos dicen que el cuerpo de Jesús está enterrado en Japón y no en la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén seguramente nos parecerá algo descabellado, especialmente por toda la historia que hemos leído acerca de él.

Sin embargo, existe un pueblo llamado Shingō, donde aseguran que se encuentra la verdadera tumba de Cristo. Cada año es visitada por miles y miles de peregrinos que creen realmente en lo que se dice en esa comunidad.

La comunidad cristiana de ese lugar afirma que Jesús decidió recorrer el mundo a la edad de 21 años, y en un viaje a Japón decidió establecerse en ese lugar. Además, decidió tener familia, y vivió más allá de los 100 años.

Además, afirman que tuvo 3 hijas y realmente murió de una manera muy diferente a la que se cree hoy en día. Según la tradición del lugar, el que murió en la cruz fue su hermano, y que solo queda una oreja de él, la cual está enterrada junto al cuerpo de Jesucristo.

Miembros de una familia que se dedica al cultivo de ajo afirman ser descendientes de Jesús, y se cree que hay pergaminos que pueden confirmar esta información.

Aún con toda esta información, muchos están comenzando a creer que podría ser verdad, ya que hay una gran parte de la vida de Cristo que no es contada en las Sagradas Escrituras.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.